Roel Henestrosa, con el arte en la sangre

_MG_4072
Fotografía: SR Photography
Locación: Galería de los Cien

Roel Henestrosa Vega, nació en la ciudad de Oaxaca. Es un constante creador y amante de la vida. Joven pintor autodidacta, montó un pequeño taller en su casa donde la experimentación logró envolverlo en el mundo del arte, dedicándole horas de trabajo para que su obra cautive la mirada de sus espectadores.

Su principal objetivo es transmitir mediante sus obras, valiéndose de formas, colores, texturas, contrastes y diversas técnicas de pintura, cada uno de los sentimientos que surgen desde su interior. La inspiración que muestra la encuentra en las personas a su alrededor, mismos que son parte de él. Entendió que la inspiración nace de la vida, de lo bello de cada amanecer, de lo fascinante y excitante que vivimos minuto a minuto, teniendo como amigo al tiempo que deja recuerdos inolvidables e imborrables en nuestra memoria.

_MG_4034

Con una idea clara para desarrollarse y destacar en el medio artístico, a sus 30 años, su inquietud por crear es imparable ya que como él lo menciona trae en la sangre el arte, la expresión, la manifestación, el gusto por convertir esos lienzos en blanco en historias interminables de ensueño. Lo figurativo de su obra logra atrapar la mirada del espectador llevándolo a un viaje por la naturaleza y la convivencia con animales fantásticos; quizá un elefante pintado con diferentes colores o un pequeño colibrí cerca de una flor, donde demuestra que nuestras almas están conectadas y nos llevan a un mismo fin; también podría ser la agresividad y ferocidad que tiene un león al cuidar a su cachorro y defenderlo hasta la muerte.

La sensibilidad que, sin duda alguna, los artistas plásticos desarrollan es inigualable ya que poseen un cierto poder para hacer grandes obras de arte, llenándonos de energía que pensamos no pudiera existir, sentimientos encontrados y normalmente el gran e inigualable amor al arte y a la vida misma.

_MG_3996

Expresa: “Me gusta conflictuarme en cada obra, sentir la pintura entre mis manos, ver como el pincel la esparce con lo suave de sus cerdas, mientras el proceso continúa surgen ideas que van llenando el lienzo de tonalidades infinitas, si algo no va como yo lo quiero, el encuentro se repite; existen obras que se dan solas, así como las que se complican y llevan más tiempo de producción; los colores van fluyendo entre ellos mismos, a falta de uno es la existencia del otro”.

Gracias al constante trabajo de Henestrosa ha tenido la oportunidad de exponer su obra en las ciudades de Xalapa, Veracruz, la Ciudad de México, Monterrey, Puebla y nuestro hermoso estado de Oaxaca.

_MG_4011

“Cuando una persona hace lo que le gusta, está a un paso de conseguir el éxito”.

Leave a Response