Más para Oaxaca

Opinión

Por: Jaime Castellanos del Campo

Las adversidades que hemos vivido como oaxaqueñas y oaxaqueños, no detienen nuestro sentido de vida, sin embargo a nosotros como sociedad, nos corresponde no sólo soñar con un escenario diferente, es momento de asumir responsabilidades y comenzar a tomar acciones que transformen nuestra historia, transformar la realidad de Oaxaca es tarea de todas y todos. Si bien los distintos enfoques pueden dar origen a intensos debates, es fundamental abordar las desigualdades y la discriminación, fortalecer el apoyo a las personas más vulnerables y generar oportunidades para todas y todos. La diversidad es una fortaleza y debemos invertir en la cohesión social, para que cada grupo se sienta valorado.

Es tiempo de aprender a transformar las estructuras que se basan en prejuicios y miedos, necesitamos equilibrar, desarrollando nuestras habilidades y talentos, aprendiendo nuevas formas, porque las circunstancias en el mundo están cambiando, no sólo es una era digital, estamos iniciando una era de conciencia, de responsabilidad, de darle el valor que merece la vida de cada persona que integra nuestra sociedad.

Es momento mirar hacia adentro y reconocernos individualmente, sin olvidar el impacto que generamos en forma colectiva, nuestro sentido de identidad nos da fortaleza para poder vincularnos responsable y conscientemente, porque de nosotros depende potenciar a los demás. ¡Los buenos y las buenas somos más!

Es momento de emprender, de sumar esfuerzos, de modificar lo necesario para cambiar los resultados, de impulsar a líderes y lideresas con sentido profundo de servicio y respeto, para generar valor, colaborando en equipo para obtener resultados reales que beneficien a toda nuestra sociedad.

Aun cuando la exigencia es abrumadora, ¡es momento de sembrar! Solidarizarnos, es una de las mayores fortalezas que nos definen como humanidad, no paremos de buscar alternativas, de crear alianzas para equilibrar la afectación económica y lograr en unidad prosperidad para cada familia oaxaqueña.

Recordemos que la educación y la capacitación constante son el eje toral de una visión resiliente para la recuperación financiera y económica de Oaxaca. El resolver de manera urgente las necesidades a corto plazo no nos debe distraer de las posibilidades que como estado y como país, tenemos a largo plazo. Es fundamental erradicar la discriminación, transformar a nuestra sociedad en una sociedad inclusiva, fomentando valores que sumen el desarrollo de nuestra niñez, para formar adultos que repliquen una estructura de trascendencia en nuestro entorno.

Tenemos frente a nosotros una gran oportunidad de hacer honor a la guía y educación que nos han hecho lo que somos, en armonía con nuestras admiradas mujeres, para lograr el equilibrio que necesitamos como humanidad, ofreciendo en todo momento lo mejor que tenemos, de inspirar con nuestras acciones para crear y trascender, con organización y voluntad.

Es posible tocar muchas vidas con honorabilidad, para evolucionar a través de los principios universales que son la base de nuestra sociedad y la suma de pequeñas acciones crean nuevas realidades, nuestra identidad es la libertad, el respeto, la creatividad, la justicia y la igualdad, porque todas y todos ¡Amamos Oaxaca!

Jaime Alberto Castellanos del Campo
Lic. en Mercadotecnia
Lic. en Economía
Mtro. en Gestión y Administración Pública
Fundador del Movimiento Apoyando a la Sociedad, MAS para Oaxaca.

Leave a Response