La orientación o preferencia sexual, ¿es una elección?

Sexología

Por: Guiexhuba de la Cruz

La orientación sexual, también conocida por preferencia sexual es el gusto o atracción de relacionarse afectiva, erótica o emocionalmente con personas de un sexo biológico diferente al suyo, igual al suyo o con ambos sexos biológicos; dependiendo de la orientación con la que se identifique la persona. Existen diversas orientaciones sexuales y la heterosexualidad es una de ellas, que es el gusto o atracción, enamoramiento por personas de diferente sexo biológico.
Algunas personas mencionan que su orientación sexual la identificaron desde la infancia y otras en la adolescencia. La orientación sexual no es una elección, y de acuerdo a estudios psicológicos no se considera una elección consciente que pueda cambiarse voluntariamente y hay pruebas importantes que sugieren que la biología, incluidos los factores hormonales genéticos o innatos, desempeñan un papel importante en la sexualidad de una persona.
La palabra homosexual es una palabra compuesta que tiene sus orígenes del griego “homos” (igual) y del latín (sexo), designado a toda persona que se siente atraída por personas de su mismo sexo biológico. Se aplica comúnmente en hombres y al referirse a mujeres se utiliza el término lesbiana que tiene sus orígenes de la Isla Griega Lesbos, en honor a la poeta Safo, quien dedicaba sus poemas amorosos a sus amigas.


La bisexualidad es el gusto de relacionarse afectiva o eróticamente con personas de ambos sexos, existen diversas formas de vivir la bisexualidad, desde personas que alternan el sexo biológico de quien se enamoran o solo dejarse llevar por cómo se le presente el sexo biológico de la pareja. Recordemos que cupido es muy caprichoso y a veces aparece en donde menos lo imaginemos y en el momento donde menos imaginemos.
Ninguna terapia puede hacer que la persona cambie su orientación sexual, puede asistir a terapia, pero por la presión familiar o al querer revelar su orientación sexual. No hay ninguna terapia específica para atender la orientación sexual porque no es una enfermedad, no requiere un tratamiento.
Las actitudes negativas hacia las personas gay como grupo, son prejuicios que no se basan en la experiencia real, sino en estereotipos y falta de información. De igual forma, la protección contra la violencia y la discriminación es muy importante del mismo modo que lo es para cualquier otro grupo minoritario, como los llamados “crimenes de odio”. Por tal motivo es básico conscientizar a todas las personas sobre su orientación sexual y homosexualidad se reduzca el prejuicio antigay. La información adecuada sobre la homosexualidad es importante para los jóvenes que están descubriendo y buscando entender su sexualidad, sea homosexual, bisexual o heterosexual.
No existe una mejor o peor orientación sexual; existen personas que se enamora de otras personas. Algo muy importante es respetar la orientación sexual de cada persona.

Leave a Response